Llamada
+52 1 55 7375 1369
Contacto
contacto@bodycultures.com
Información de la tienda

Lunes a Viernes, 9am-6pm

Lunes a Viernes, 9am-6pm

¿Cuánta agua debes tomar?
· · 1 comentario

¿Cuánta agua debes tomar?

· · 1 comentario

¿Cuánta agua bebes? Si no lo sabes, probablemente no es suficiente. Al no beber suficiente agua, tu plan de nutrición sin lugar a dudas será mucho menos eficaz en la transformación de tu cuerpo que si se bebieras lo requerido.

En la dieta, el agua es el componente más importante en la pérdida de grasa y mantenerla fuera. Has oído bien … el más importante.

¿Por qué es que la gente se esfuerza al máximo para registrar cantidades exactas de calorías, carbohidratos, proteínas y gramos de grasa … pero no saben la cantidad exacta de agua que están consumiendo?

Registrar esas otras cosas es enormemente importante para alcanzar objetivos específicos de transformación física, todos reconocen abiertamente que hacer eso es mucho más complicado que hacer un seguimiento de la ingesta de agua. Para nosotros es simple. Tratamos de beber la misma cantidad cada vez y sabemos cuántas veces al día lo hacemos. Es muy importante y aquí está la razón:

Metabolismo de las grasas:

El agua no sólo es un supresor natural del apetito, también ayuda al cuerpo a metabolizar la grasa almacenada. Cuando el cuerpo no tiene un buen suministro de agua le es más difícil llevar a cabo tareas fisiológicas. Sacar el agua del interior de las células de los organismos, incluidas las células de grasa, a fin de realizar las tareas deseadas, será más complicado.

Las grasas de la dieta no son un enemigo. De hecho, cuando las cantidades adecuadas de grasas buenas (insaturadas) son consumidas, puede mejorar la salud y el rendimiento deportivo.

Cuando tomamos poca agua, es menos probable que los depósitos de grasa del cuerpo se movilicen y  sean quemados como energía, lo que resulta en un aumento de las reservas de grasa como si usted fuera a permanecer en un estado constante de deshidratación.

Los riñones y el hígado:

Además de esto, ¿sabes que los riñones necesitan un suministro específico de agua y abundante para que funcionen correctamente? Si los riñones están funcionando a baja capacidad, se utilizará el hígado para hacer el trabajo. Una de las principales funciones del hígado es metabolizar la grasa almacenada para que el cuerpo la utilice como energía.

Es lógico decir que si el hígado está medio ocupado haciendo lo que los riñones no pueden hacer por su cuenta debido a la falta de agua, entonces no será capaz de desempeñar sus funciones propias, metabolizar la grasa es el más aplicable en este caso, con plena eficacia. Así, si se metaboliza menos grasa, la pérdida de la misma será más difícil.

Retención de agua:

Además de la pérdida de grasa impedida, uno de los errores más comunes es creer que el agua causa la retención de líquidos. La verdad es exactamente lo contrario. La falta de agua sí lo provoca. La razón de esto es que el cuerpo percibe la escasez cuando se proporciona  menos de lo que necesita, causando así un estado que comúnmente se conoce como “modo de supervivencia”, reteniendo cada gota que se pueda.

En este estado, cada vez que bebas agua, se almacenará automáticamente, dando como resultado la retención de agua(incómodo). La única solución duradera a la reducción de la retención de agua es proporcionar al cuerpo con más de lo que se necesita para enjuagar el exceso de agua fuera del sistema.

Tú puedes culpar a la retención de agua a alimentos que contienen exceso de sodio, pero el culpable principal de nuevo es la falta de agua, porque si estás bebiendo lo suficiente, el cuerpo se deshace del exceso de sodio también.

Agua y ejercicio:

El agua ayuda con en el tono muscular y la contracción durante el ejercicio. También ayuda a mantener nuestro rendimiento y el esfuerzo durante el ejercicio, y a su vez los resultados físicos.

Nuestra sugerencia: La persona activa normal necesita mucho más que el estándar de 2 lts. de agua para funcionar óptimamente. Tal vez podrías comprar una botella de agua de 500 ml y tener como objetivo beber por lo menos 4 o 5 de estas en un esfuerzo por consumir 2.5 – 3 lts. por día. Esta cantidad sería más adecuada para compensar tanto las funciones corporales como la actividad física.